Trastornos del sueño-vigilia después de un accidente cerebrovascular isquémico o AIT

Un grupo de investigadores de institutos en Berna y Lugano, Suiza, ha demostrado que después de un ictus o un accidente isquémico transitorio (AIT), muchos pacientes aún tienen perturbaciones persistentes de sueño-vigilia un año después.