Investigadores afirman que el infarto de miocardio silente predice el ictus isquémico

Un nuevo análisis muestra que el infarto de miocardio (IM) silente es un factor de riesgo independiente de ictus isquémico.

“El IM clínicamente evidente es un factor de riesgo establecido de embolia cardíaca e ictus isquémico posterior”, afirmó el Dr. Alexander Merkler del Centro Médico Weill Cornell (Weill Cornell Medical Center) de Nueva York (Nueva York, EE. UU.). “Y sabemos que el IM silente no es benigno: es un factor de riesgo de IM clínicamente evidente, insuficiencia cardíaca y muerte”. Se desconoce si el IM silente es un factor de riesgo de ictus isquémico.

El Dr. Merkler y sus colaboradores analizaron la relación entre el IM silente y el ictus isquémico con datos del Cardiovascular Health Study, un estudio longitudinal de cohortes de personas ≥ 65 años.