Investigadores aconsejan mayores controles de las mujeres embarazadas con enfermedad de Charcot-Marie-Tooth

Según investigadores de varios centros de Italia, las mujeres embarazadas con enfermedad de Charcot-Marie-Tooth (CMT) deben someterse a controles minuciosos para detectar hemorragia o progresión de la enfermedad. 


Según el Dr. Davide Pareyson, de la Fundación IRCCS Instituto Neurológico C. Besta (Fondazione IRCCS Istituto Neurologico C. Besta) en Milán, Italia, aunque anteriormente se ha descrito un aumento en la tasa de complicaciones del embarazo y un empeoramiento ocasional de la CMT durante el embarazo, actualmente no hay recomendaciones para el tratamiento de la CMT durante el embarazo. Los investigadores realizaron un estudio sistemático a través de un cuestionario en línea ad hoc, con el objetivo de investigar el curso del embarazo y la neuropatía en mujeres embarazadas con CMT.

Los datos se obtuvieron de:

  • 140 mujeres con CMT y 31 controles
  • 194 embarazos de 86 mujeres con CMT
  • 59 embarazos de 24 controles sanos

Los investigadores encontraron que:

  • Hubo complicaciones de cualquier tipo en 59 de 194 embarazos (30 %) en mujeres con CMT frente a 10 de 59 (16,9 %) embarazos en controles sanos (p <0,05)
  • Se produjo hemorragia uterina placentaria en 18 de 94 embarazos (9,3 %) en mujeres con CMT frente a 1 de 59 embarazos (1,7 %) entre los controles (p <0,05)
  • El parto se produjo en 158 casos de mujeres con CMT (81,4 %) y 46 controles (78 %)
  • Hubo dos hemorragias posparto en pacientes con CMT
  • El estado de CMT empeoró en 16 de 194 (8,2 %) mujeres embarazadas con CMT, de las cuales 11 no se recuperaron

El Dr. Pareyson concluyó que, aunque el curso del embarazo y el parto suelen ser normales en las mujeres con CMT, se observó una frecuencia relativamente mayor de hemorragias en pacientes con CMT, en comparación con los controles. “Observamos una mayor frecuencia de todas las complicaciones en el grupo de CMT, pero aún son similares a la población normal”, comentó. Sin embargo, también señaló que “el empeoramiento de la CMT ocurre con frecuencia y no solo ocurre en pacientes con CMT1A”.

Según investigadores de varios centros de Italia, las mujeres embarazadas con enfermedad de Charcot-Marie-Tooth (CMT) deben someterse a controles minuciosos para detectar hemorragia o progresión de la enfermedad.