Los pacientes con oclusión de gran vaso y déficit neurológico leve podrían beneficiarse del tratamiento de rescate

Especialistas han recomendado que en los pacientes con ictus isquémico que han tenido una oclusión de gran vaso (OGV) deben vigilarse estrechamente los déficits neurológicos iniciales, ya que estos pacientes pueden seguir siendo aptos para el tratamiento de rescate en el intervalo ampliado de 24 horas.