Nuevos datos muestran cómo las unidades de ictus móviles (UIM) pueden ayudar a reducir la discapacidad

Los nuevos hallazgos presentados en el ISC 2021 muestran que el uso de unidades de ictus móviles (UIM) para un tratamiento más rápido de los ictus conduce a una reducción de la discapacidad medida 90 días después del inicio del ictus, en comparación con el tratamiento estándar (TE) que proporcionan los servicios médicos de urgencias (SMU).

El Dr. James Grotta y sus colaboradores del Texas Medical Center de la Universidad de Texas (University of Texas), en Houston (EE. UU.), compararon los beneficios de las UIM y del TE en los pacientes aptos para la administración de activador del plasminógeno tisular (APt) por parte de un neurólogo vascular.