Examinan la relación entre la microbiota intestinal y la EA

Nuevos resultados indican que la dinámica funcional de la microbiota intestinal (MBI) podría ser un posible biomarcador de la enfermedad de Alzheimer (EA) y la neurodegeneración.

Especialistas de centros de Milán (Italia) y Ginebra (Suiza) analizaron muestras de heces y sangre de 72 personas mayores con diferentes niveles de función cognitiva, incluida la demencia.

Utilizaron diversos métodos, incluidos los inmunoensayos de secuenciación y por citometría de flujo, para determinar la composición bacteriana de muestras de heces y medir las concentraciones sanguíneas de lipopolisacáridos (LPS), ácidos grasos de cadena corta (AGCC), acetato, propionato, valerato, butirato y moléculas de adhesión circulantes.