Según indica un estudio genético, la depresión puede tener un papel causal en la EA

Investigadores han presentado nuevas perspectivas sobre los posibles mecanismos moleculares subyacentes a la asociación entre la depresión y el riesgo de sufrir la enfermedad de Alzheimer (EA).

Muchos estudios prospectivos han indicado que la depresión incrementa el riesgo de desarrollar la EA, e investigaciones recientes han permitido identificar una correlación genética entre ambos trastornos. En el AAIC, la Dra. Nadia Harerimana, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory (Emory University School of Medicine), situada en Atlanta (Georgia, EE. UU.), presentó los resultados de un nuevo análisis exhaustivo.

Dicho análisis se basó en los datos de los mayores estudios de asociación hologenómica (EAHG) de la depresión y la EA que se han publicado, así como en los perfiles transcriptómicos y proteómicos (n = 580 y n = 468, respectivamente) obtenidos a partir de cerebros postmortem de individuos incluidos en tres estudios prospectivos sobre el envejecimiento y demencia.