Los astrocitos contribuyen a la patogénesis de la esclerosis múltiple, indican los investigadores

Los datos presentados en el MSVirtual2020 han aportado conocimientos sobre el papel de los astrocitos en el desarrollo y la progresión de la esclerosis múltiple (EM).

Los astrocitos tienen múltiples funciones homeostáticas, reguladoras y estructurales, pero su papel en la EM no estaba clara hasta hace poco, comentó el Dr. David Pitt de la Universidad de Yale (Yale University) en New Haven, Connecticut (EE. UU.).

En la EM, los astrocitos se consideraron inicialmente células “ajenas” con un papel nulo o irrelevante en la enfermedad. Sin embargo, ahora se ha demostrado que los astrocitos regulan la función de la barrera hematoencefálica, reclutan y activan los linfocitos y promueven un entorno neurotóxico proinflamatorio que puede contribuir a la patogénesis de la EM.